Ahorrar Energía 1ª parte

 

 

Ahorrar Energía  1ª parte

 Queremos ofrecerte  información útil con  esta serie de artícullos con las 8  pautas y hábitos de ahorro energético en climatización, que consideramos mas importantes para tí

Los equipos eficientes de aire acondicionado reducen el consumo hasta un 60% sin disminuir las prestaciones


 

Con un uso racional de este tipo de climatización es posible estar fresco en casa

sin gastar demasiado. Este año, tras el continuado encarecimiento del precio de la

electricidad y con la subida del IVA, es más importante que nunca seguir una serie de

pautas de ahorro que se detallan a continuación, para que en septiembre nadie se

quede helado al recibir la factura de la luz.

El aire acondicionado, en su justa medida

El aire acondicionado no siempre se utiliza de manera eficiente. Las elevadas

temperaturas a las que llega el mercurio durante el verano en algunas zonas de España

hacen que la climatización sea imprescindible, pero es frecuente que refrescar la casa

suponga que el termostato se fije muy por debajo de lo recomendable

 

Por cada grado que se baja la temperatura en el aire acondicionado, se gasta un 8% más

de electricidad.

 

Al igual que hay personas que en invierno están en su vivienda con la calefacción al

máximo y en camiseta, hay quien en verano quiere pasar frío y no le importa incluso

ponerse una prenda de manga larga. Esto no es bueno para la salud ni para el bolsillo, y

tampoco lo es para el medio ambiente. Con una elección y compra adecuadas y una

serie de sencillos hábitos, es posible estar en casa a una temperatura apropiada sin

pasar calor y, a la vez, ahorrar energía.

1. Comprar un equipo eficiente.

Las personas que aún no tengan aire acondicionado en casa y lo necesiten están

a tiempo de adquirir un aparato que consuma menos electricidad. En el Instituto de

la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) se puede consultar cuáles son los

equipos de climatización que menos gastan.

 

La etiqueta energética también es útil para diferenciar los sistemas de aire

acondicionado más eficientes. Los de clase A son los que tienen un menor

consumo seguidos por la B, la C hasta llegar a los menos sostenibles. Conviene

saber que un equipo eficiente gasta hasta un 60% menos de electricidad que uno

de alto consumo que ofrezca las mismas prestaciones. Verano tras verano, el

ahorro que supone comprar un buen equipo compensa.

Con el objetivo de incentivar los sistemas de aire acondicionado eficientes,

algunas comunidades autónomas subvencionan la sustitución de aparatos menos

sostenibles por otros con etiqueta energética de clase A mediante el Plan Renove.

Quien tenga la intención de adquirir uno de estos sistemas, debería informarse

antes en su región si puede beneficiarse de estas ayudas, que pueden alcanzar

hasta el 30% del coste total del climatizador.

Tabla de coeficientes energéticos 2014

 

 

2. Dejarse asesorar por los expertos.

El equipo más grande, con mayor potencia y más frigorías no es siempre el

más adecuado para todas las casas. Hay que tener en cuenta el tamaño

de la habitación en la que se pondrá, la orientación de la vivienda o las

necesidades de refrigeración del piso. Adquirir un equipo por encima de las

necesidades puede suponer un gasto más elevado y continuo.

Como orientación, para refrigerar una superficie de 15 metros cuadrados se

requiere una potencia de 1,5 kW y para una de 30 metros, basta con 2,4kW.

Quizá tampoco sea necesario que todas las habitaciones cuenten con aire

acondicionado. En los cuartos que menos se utilicen o en aquellos en que la

temperatura sea más baja, se puede prescindir de la climatización.

Las personas que a diario venden o colocan aparatos de aire acondicionado saben

cuáles son las necesidades de cada casa en función de los parámetros que el 

usuario les indique.

 

ECOLOGIA / MEDIO AMBIENTE

 

 GASES FLUORADOS

 

Clima Directo®   por la protección de los recursos naturales y el Medio Ambiente.

 

 

El ozono es un gas que protege a la Tierra de las peligrosas radiaciones ultravioletas del sol. Su presencia en las capas altas de la atmósfera constituye un poderoso filtro que defiende la vida del planeta de estas agresivas radiaciones que son, por ejemplo, las que nos queman cuando tomamos demasiado sol.

 

Hace años comenzó la producción y utilización masiva de gases artificiales como los CFC (que contienen cloro) que resultaban muy útiles en heladeras, pulverizadores y aparatos de aire acondicionado. En 1974 se descubrió que estos gases actuaban directamente contra el ozono, transformándolo en otros compuestos y dejando a la Tierra sin su filtro solar.

Esto se hizo muy evidente cuando en 1985 se descubrió desde el espacio el agujero de la capa de ozono, una enorme zona de la atmósfera situada sobre la Antártica en la que la capa de ozono apenas existía y que amenazaba con extenderse.

A principios de los 90 los gases fluorados comenzaron a sustituir a las sustancias que agotan la capa de ozono.

Entre otras aplicaciones, los gases fluorados  son empleados como refrigerantes, agentes extintores de incendios, disolventes y para la fabricación de espumas aislantes e incluyen, entre otras, las siguientes sustancias:

  • Hidrofluorocarbonos (HFC)

  • Perfluorocarbonos (PFC) 

  • Hexafluoruro de azufre (SF6)

Problemática ambiental

Conscientes del perjuicio que suponía la destrucción de la capa de ozono, los distintos países trabajaron en colaboración con los sectores industriales implicados, en la búsqueda de productos sustitutivos de los clorofluorocarbonos CFC y otras sustancias de elevado poder destructivo del Medio Ambiente.

Los gases fluorados se han empleado en muchas aplicaciones como sustitutivos dado que no afectan a la Capa de Ozono.

Sin embargo, al igual que las SAO, tienen un elevado potencial de Calentamiento Atmosférico  y una larga permanencia en la atmósfera, por lo que contribuyen  al denominado “Efecto Invernadero” y con ello, a agravar los efectos del Cambio Climático. Debido a esta cualidad, estas sustancias fueron incluidas en el Protocolo de Kyoto sobre el Cambio Climático.

(JPG)

Las emisiones de Gases Fluorados se han ido incrementando como consecuencia del aumento en su utilización como sustitutos de las SAO, lo que ha contribuido a dificultar alcanzar los objetivos de reducción de emisiones establecidos por el Protocolo de Kyoto.

El cuidado y protección del medio ambiental es una de las inquietudes

de Clima Directo® y su Equipo.

 

El reciclaje de equipos, piezas sustituidas y sobre todo la manipulación

y control de los gases fluorados  R410A – R407C – R427A , entre otros,

utilizados en los equipos de climatización, es una de las acciones que realizamos con extremo cuidado, para no contaminar y cuidar de la Capa

de Ozono.

 

Clima Directo®  contribuye a la  defensa del Medio Ambiente con  todo  su equipo de técnicos y personal, trabajando con los Conocimientos y Certificaciones  necesarias tanto para su manipulación como para el reciclado de las piezas.  

 

Por lo tanto tenemos a disposición de quien lo requiera la Certificación  correspondiente.

 

Clima Directo® como Empresa Instaladora y Mantenedora autorizada

Por la D.G.I.M de la Comunidad de Madrid , está Acreditada como Empresa

Certificada para la manipulación de cualquier carga de gas refrigerante

En toda la Comunidad Económica Europea,

Aircon_Charge

 

Promociones

 

Información

Facebook

Newsletter

Información mensual

Sobre lo ultimo en  Climatización para tu Hogar y tu Negocio, con las claves para ahorrar y mantener tus instalaciones siempre a punto.

+